Seguidores

martes, 14 de julio de 2015

LA VIDA EMPIEZA HOY

No sé la razón, pero siempre es en verano cuando me sucede. Involuntaria e inevitablemente, vuelvo a hacer balance del último año. De todos esos momentos, convertidos ya en pura historia, una plétora de vivencias que van a aterrizar en mi mochila, tan rebosante a estas alturas, que tendré que trasladarlas a un baúl.

No soy de las mujeres que dejan pasar los trenes. Yo me subo a casi todos, aunque de algunos me vea obligada a bajar en marcha. A veces incluso, rizando el rizo, viajo en dos a la vez. Cualquier experiencia, por infernal que sea, contiene su cuota de positivismo y aprendizaje.

La pasión, la impetuosidad y las ganas, son mis compañeras de viaje, desde que me levanto hasta que el sol se oculta. Porque desde que amanece, apetece. Eso me lleva a pisar muchos charcos, a internarme en jardines con cactus, a bucear entre tiburones y a tener que tratar con serpientes pitones. Por no hablar de los demonios y animales salvajes que habitan dentro de mí. Con tanto peligro, fuera y dentro, salir indemne es misión imposible. Es el precio a pagar por ser curiosa, díscola y rebelde. Merece la pena. No cambio nada si la otra opción es vivir bajo el paraguas de la molicie, de las normas establecidas, las escritas y la que no, sobrevivir en color gris…. ¡No!

Prefiero morir en rojo escarlata.

Hasta llegar a la persona que soy en la actualidad he tenido que degollar Trolls, disparar a Minotauros y comerme unos cientos de Pitufos, y lo que me queda.

El año se salda hasta hoy con momentos memorables. Los mejores no se pueden contar, ni siquiera imaginar. Tengo alguna cana más, fruto de los disgustos y noches en vela. También unas cuantas arrugas que antes no estaban, producto de mis risas descontroladas.


No importa. La vida empieza hoy.




3 comentarios:

  1. Es curioso, me encuentro en el mismo punto de reflexión que tú.

    Tienes toda la razón...La vida empieza hoy.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme, querida Bea ! Y sí, la vida empieza cada día. Por eso hay que aprovechar cada momento.
      Un fuerte abrazo !

      Eliminar
  2. Yo diría que la vida comienza con cada día. Supongo que cada amanecer es un punto de partida para algo nuevo o, para qué engañarnos, repetir viejas experiencias y lograr cambiar el destino. Un día de la marmota eterno con sus pequeñeces en ocasiones.

    Me ha hecho gracia que tomes como punto el verano, pues el 99% de los mortales, lo hace en esas fechas fatídicas de fin de año, como si esa última hoja del calendario establecido y fiscal, tuviera que marcar un límite material. Como si en aquellos días todo se detuviera. Te lo dice uno que tuvo que discutir para hacer creer a ciertos papanatas de que sí, es cierto, nací el 30 de Diciembre. En esas fechas, también nace gente, como que muere o se pone enferma o le toca la lotería.

    Por cierto, me encantan tus rizos literarios y de expresión. "Morir en rojo escarlata", "degollar Trolls, disparar a Minotauros y comerme unos cientos de Pitufos", entre otras. Veo que me estás dando clases de escritura :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu comentario