Seguidores

lunes, 10 de octubre de 2016

RESTAURANTES ESCONDIDOS EN MADRID

RESTAURANTES ESCONDIDOS




ZHOU YULONG

PLAZA DE ESPAÑA, S/N

MADRID

METRO: PLAZA DE ESPAÑA

TELÉFONO: 915 48 21 03

Más conocido como el “chino secreto de Plaza España”.

Situado en el pasadizo del parking de Plaza España, se encuentra este mítico restaurante, todo un clásico en Madrid. Sí, reconozco que la primera vez que vas, produce hasta un poco de miedo. Parece sacado de la película Blade Runner. En un parking poco transitado y un local absolutamente decadente que continua igual desde hace años.





Bien, os aconsejo que no os dejéis llevar por las apariencias.

¿ No sabes dónde está ? Cierras los ojos y te dejas llevar por el olor que ya desde la calle inunda tu pitutaria y que te va a guiar  derechito al subterráneo, del que ya no podrás salir sin querer probar su comida.
Sus mejores armas: precios ajustadísimos y una comida de alta calidad. Muy china. Si, lo que oís. Nada de sabores adulterados. Auténtica comida china es lo que van a encontrar los que gusten de este tipo de gastronomía.

El local es muy pequeño y la carta poco variada. Siempre hay colas para almorzar y cenar, señal inequívoca de que la gente regresa por su calidad.

Pollo con verduras, costillas de cerdo con toque de jengibre o sus exquisitas empanadillas.


NOTA: Puedes pedir la comida para llevar.


VAOVA

PLAZA DEL HUMILLADERO, 6

MADRID

METRO: LA LATINA

TELÉFONO: 913 64 10 47

En pleno barrio de La Latina, un local con aspecto tan normal que pasaría desapercibido, acoge una tienda de muebles antiguos por la mañana.
Pero por la noche se transforma en un bar de copas en su planta de abajo.

Decoración étnica, música chill-out,  sofás y luz tenue en un sitio no especialmente espacioso y en el que inflan un poco el precio de las copas. Tomes lo que tomes, te va a costar 10 euros.

Las mesas separadas por cortinillas, ofrecen intimidad, aunque suele estar bastante lleno.


Curiosidad: según la web de contactos Ashley Madison, ocupa el primer lugar en el ranking de sitios en Madrid preferido por los infieles.





LA BODEGA DE LOS SECRETOS

CALLE SAN BLAS, 4

MADRID

METRO: ANTÓN MARTÍN

TELÉFONO: 914 29 03 96

Este restaurante está situado en lo que fue la bodega más antigua de Madrid, en pleno barrio de Las Letras y a pocos metros de donde vivieron Quevedo y Cervantes.
Pasadizos, hornacinas, paredes de piedra vista conservadas en su estado original y una misteriosa atmósfera rodeada de 400 años de antigüedad, conforman un marco de lo más atrayente para no dejar pasar un sitio así.




El sitio es simplemente espectacular y su cocina no se queda atrás. No poseen una amplia carta, pero si una oferta variada de comida mediterránea de calidad y bien presentada.

Pocos sitios pueden ofrecerte la magia  de sentarte a comer en una bodega del siglo XVII y en donde mezclar historia, gastronomía y vanguardia es todo un deleite para los sentidos.

 
LA CÚPULA

CALLE SANTIAGO, 18

ALCALÁ DE HENARES

MADRID

TELÉFONO: 918 80 73 91

Simplemente por el enclave en el que se encuentra, ya merece la pena una visita.
Como ya su nombre desvela, está emplazado en el interior de la cúpula de lo que fue una iglesia, el antiguo convento de los Capuchinos, cuya construcción data de 1618.  Imponente el espacio. También la decoración y la acústica.




Carta de comida tradicional, pero no por ello menos exquisita: espárragos trigueros asados con sal gorda, croquetas, solomillo de cerdo, arroz caldoso con bogavante o el clásico cordero asado.
El precio no es barato, aunque tampoco excesivamente caro. Pero una velada bajo esos techos y en ese entorno….en fin, como dijo Enrique IV de Francia, París bien vale una misa.

Sugerencia: Pasar todo el día descubriendo la historia, los monumentos y las anécdotas de  esta maravillosa ciudad que todos los madrileños tenemos a tiro de piedra.


EL VAGÓN DE BENI

CALLE SAN MACARIO, 5

HOYO DE MANZANARES

MADRID

TELÉFONO: 918 56 68 12

Un antiguo vagón del año 1931 comprado en los desguaces de Renfe y transformado por su dueño en un original y elegante restaurante.
Este vagón, que hacia el servicio de Correos se convierte en una romántica propuesta hostelera en la que con un mínimo de imaginación, creerás viajar en el legendario Orient Express.



El exterior del restaurante está ambientado como si fuera un apeadero con un reloj de agujas antiguo, de esos que ya solo puedes encontrar en estaciones muy antiguas.

En 2006 el dueño adquirió otro vagón de menores dimensiones (se dice,se rumorea…. que en él viajó Alfonso XII) y lo habilitó como comedor privado al que solo se accede con cita previa.

En su carta, con platos que varían cada temporada,  podemos encontrar vieiras salteadas, hígado de pato asado, cocochas de bacalao o atún con boletus.


Nota: para los días invernales disponen de una salita de estar con chimenea para las sobremesas, de la que no querrás salir.



1 comentario:

Puedes dejar aquí tu comentario